DISCURSO 19 DE NOVIEMBRE MARCO ENRÍQUEZ-OMINAMI

Dijimos que lo daríamos todo en esta campaña, para empujar los límites del debate. Que arriesgaríamos todo con tal de ganar. Aquí no jugamos a empatar y cuando uno arriesga para ganar corre el riesgo de no ganar.

Esta noche, lúcido de los resultados, asumo varias cosas. Uno, que a pesar del intento de invisibilizarnos, de intentar de que no fuera candidato, de que esta alternativa contra las AFP y por un Chile más justo no estuviera en la papeleta, estuvo.

No tengo dudas de que mi instinto de ir por mi pueblo, por nuestro pueblo, a buscar el cariño de los chilenos, fue el correcto, pero no fue suficiente. Leí y escuché el mensaje del pueblo. Escuché claramente lo que me dijeron. Claramente, hoy día hay un ganador que tiene nombre y apellido: Alejandro Guillier, que recibe de parte nuestra y mía todas las felicitaciones.

Porque no quiero más campamentos, porque me irrita el abuso, porque no quiero más empresarios coludidos, porque quiero una asamblea constituyente, porque queremos un Chile de los libres, porque luchamos aquí 100 personas sin recursos, con una fuerza nunca antes vista en la mejor campaña que he encabezado, anuncio que votaré por Alejandro Guillier y llamo a votar por Alejandro Guillier para frenar a Piñera.

Esta es una casa efusiva. Tuvimos un instinto colectivo todos y dijimos que no nos interesaba ni el tercero, ni el cuarto lugar. Que para medallas de bronce, teníamos el edificio lleno de terceros lugares. Queríamos el segundo lugar. Pero ustedes los chilenos, sabiamente, tomaron una decisión. No hay voz más poderosa, más inteligente, que la voz de ustedes. El futuro, lo escribieron ustedes. Somos humildes ante eso.

Votaré por Alejandro Guillier, llamo a votar por él y me pongo a disposición de él para lo que estime. Soy un soldado. Lo que él me diga que haga, lo haré. Que me llame cuando quiera. Desde ahora en adelante, Alejandro Guillier cuenta conmigo para lo que él diga, estaré para trabajar.

Acá hay un soldado, un soldado que no fue el elegido, pero un soldado valiente. Por ahora, por ahora entendí que no es mi momento, no es nuestro momento. Es el momento de Alejandro Guillier. Es el momento de que las fuerzas que quieren una política distinta para las personas con discapacidad, las personas que sueñan con el agua para los chilenos, las personas que sueñan por los agricultores, las que sueñan con pensiones más justas, quiero decirles que seguirán contando conmigo.

Escuché en la calle una enorme popularidad, más que en 2009, más que en 2013, más que nunca. Pero también entendí que no quisieron votar y ahí va mi desafío. Ahí está nuestro pendiente. Recibimos más cariño que nunca. Acá hay gente valiente que soportó la infamia y los insultos. Sepa el país que van a contar con todos nosotros.

No es mi momento, no es nuestro momento. Es el momento de Chile. Es el momento de que ustedes los chilenos avancen, yo avanzaré con ustedes. Claro que cometimos errores, pero quiero decirles algo: no me arrepiento de nada. De nada, de ninguno de los debates, de ninguna de las propuestas, me siento más preparado que nunca y espero que todo esto que hicimos juntos esté disponible para cualquiera.

A Beatriz, además de felicitarte, no te vayas a equivocar como me equivoqué yo el 2009. Llama a votar por Alejandro Guillier, lidera tu tremenda votación. Yo tuve la misma votación en condiciones más difíciles, pero la tuya es espectacular. Dale Beatriz, lidera, llama a votar por Guillier, no te quedes corta. El adversario que hay al frente no es ni tu ego, ni tu resultado, es Piñera. Y si algo hicimos en esta sede, es que logramos bajarlo 10 puntos.

Chile debe avanzar y no retroceder. Por eso también le pido a Carolina Goic, quien tuvo una buena votación, que no se quede atrapada por operaciones políticas. Que llame a votar por Alejandro Guillier. Alejandro, tú tienes la tarea de ganar.

Para que haya un ganador, tiene que haber perdedores. Y yo soy un buen perdedor. Sé perder y cuenten conmigo. Eso sí, por ahora, por ahora entiendo que no es mi momento. Ya estaremos de vuelta como corresponde a la cita que los chilenos nos convoquen. Por ahora depende de Alejandro Guillier, según decida qué quiere hacer en segunda vuelta.

En esta casa entendemos que el adversario no es Guillier, es Sebastián Piñera. Porque propone reducir los bonos, propone que la educación no sea gratuita, porque quiere que las mujeres se vayan presas después de violadas. Por ustedes las mujeres de Chile, por ti, dale, apoya a Guillier. Él es el elegido y somos humildes en la derrota. A trabajar, a triunfar, que Chile es un país fantástico.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × dos =